Tooltip

Los Grupos BMK y Lamigraf han firmado un acuerdo de colaboración de prioridad mutua para ofrecer a sus clientes un producto integral de alta calidad y competitivo a nivel mundial.
La colaboración se establece en el marco de sus especialidades, BMK aportando su experiencia en temas relacionados con la impregnación de papel y Lamigraf aportando su conocimiento en la impresión de papel decorativo, basándose en los siguientes puntos estratégicos:

  • Esfuerzos conjuntos en investigación y desarrollo de nuevos productos y soluciones.
  • Sinergias comerciales y expansión de la fuerza de ventas en mercados potenciales.
  • Optimización en la cadena de suministro para ofrecer un servicio integral eficaz.
  • Acometido de inversiones conjuntas para el crecimiento orgánico de las empresas.

Ambas compañías de accionariado familiar han establecido un plan estratégico a largo plazo para abordar la nueva coyuntura del sector el cual les permitirá centrar sus esfuerzos en los países donde tienen presencia aportando un mayor valor añadido a sus clientes, siendo un paso importante en sus trayectorias.


Lamigraf es una empresa familiar que inició su andadura en 1976 gracias a la ardua labor de personas que creyeron en el proyecto.

Ahora, más de 40 años después, las personas siguen siendo su fuerza motriz y mantienen el mismo espíritu, aprenden continuamente y afrontan todos los retos para adaptarse a cada momento. A la hora de diseñar, desarrollar y fabricar elementos decorativos destinados a superficies para muebles y el sector de la pavimentación, la naturaleza es su fuente de inspiración.


 

"En la actualidad, con fábricas en España, Alemania y Brasil, oficinas comerciales en Estados Unidos, Turquía, Bangkok y China, y clientes repartidos por todos los rincones del mundo, lo que nació como una semilla ha llegado a florecer gracias a mucho trabajo y esfuerzo, y se ha convertido en lo que Lamigraf es hoy en día."

 

El grabado interno en la propia empresa es un elemento clave para ofrecer una mayor flexibilidad y adaptabilidad para satisfacer las demandas de sus clientes. Permite un control más amplio del proceso de producción a fin de garantizar los resultados más fiables en cada uno de sus diseños.

La disponibilidad de una fábrica de tinta en su propia organización, así como de una infraestructura humana y técnica orientada a la producción de las tintas necesarias para el proceso de impresión significa que, a través de la investigación de nuevos productos y materiales, Lamigraf es capaz de mejorar e innovar de manera constante y atesorar mejores conocimientos sobre las características de rendimiento de estos.


El factor humano es lo que marca la diferencia: los productos de Lamigraf son el resultado de la labor de personas altamente talentosas, que son responsables de garantizar su calidad.

Su meta es crear, adaptar y entregar de dichos productos y servicios en los plazos exigidos. Esto no sería posible sin la más avanzada tecnología de la que disponen en cada etapa del proceso de producción, en el que han implementado controles para las distintas fases a fin de garantizar la más alta calidad de sus servicios.


Lamigraf afronta el futuro con la capacidad humana para comprender la realidad
y adaptarse a los numerosos retos que el mercado pueda plantear a los largo de los años.
Se compromete con la integración y mejora constantes de los procesos de producción y la internacionalización de la empresa.
La colaboración con los clientes a todos los niveles, desde el desarrollo del diseño hasta la fabricación
y la entrega del pedido, son la seña de identidad de una empresa que garantiza la calidad de su producto final mediante su trabajo.